El proceso de elaboración del aceite de oliva virgen extra que comercializa Agromaials comienza a las fincas, donde se cosecha las aceitunas directamente del árbol (nunca del suelo) mediante una primera pasada con un vibrador (máquina para cosechar aceitunas ) y después, una segunda pasada, ahora ya más manual que el anterior, en la que se usan los peines. La cosecha de las aceitunas siempre se hace cuando estas están en su punto óptimo de maduración, ya que así se saca todo el rendimiento posible una vez llegan al molino.

Una vez recolectadas las aceitunas, éstas son depositadas a granel dentro del remolque y transportadas en el mismo día hacia la almazara, de modo que el tiempo entre la cosecha y la molienda del fruto se reduce casi a horas. Esta parte del proceso es muy importante; el cuidado en la cosecha del fruto y el rápido transporte hasta el molino son los puntos claves que sigue Agromaials para obtener un aceite de oliva virgen extra de calidad, ya que el almacenamiento del fruto después de la cosecha, o antes de llevar -el molino, podría deteriorar el producto final y oxidarse.

Cuando se llega al molino se vierten las aceitunas a las tolvas que tienen preparadas para la recogida del fruto. A partir de aquí comienza una serie de procesos:

  • La molienda: Las aceitunas se lavan con agua y después se muelen con unos martillos trituradores que hay en el molino.

  • La batida: la pasta resultante se mueve en una batidora para que se junten las gotas pequeñas de aceite con otras más grandes para que sea más fácil separarlas, después, de la pasta de aceituna.

  • La prensada: Aquí se hace la extracción definitiva del aceite del resto de pasta. Se hace por prensado o centrifugación. La pasta del batido gira dentro de una máquina que separa el sólido (orujo) del líquido. Este proceso se hace en frío, a una temperatura menor a 28 ºC.

  • La elección del aceite: Este proceso se puede hacer por decantación (el método tradicional) o por centrifugación. Consiste en verter el aceite a unas pilas con agua, para que la densidad separe el aceite; o bien a una centrifugadora vertical que, mediante la velocidad, también separa el aceite del agua.

Lo que se obtiene de toda esta serie de procesos será el aceite de oliva virgen extra que luego comercializa la empresa y que se almacena en depósitos de acero inoxidable, los cuales permiten una mejor conservación del producto. Terminado todo este proceso, el aceite es envasado según demanda para garantizar las características de fragancia, aroma, sabor afrutado y frescura intactas.

Agromaials está presente en todo el proceso de elaboración del aceite, desde que se recoge hasta que se vende, lo que hace que el aceite que comercializa sea de alta calidad.